Páginas vistas en total

viernes, 21 de agosto de 2015

GUILLERMO, AMIGO (In memoriam)

GUILLERMO, AMIGO
(In memoriam)

Palacio, buen amigo,
¿está la primavera
vistiendo ya las ramas de los chopos
del río y los caminos? En la estepa
del alto Duero, Primavera tarda,
¡pero es tan bella y dulce cuando llega!...

(Antonio Machado. A José Mª Palacio)

Guillermo, amigo ¿están ya los castaños
ahítos en verdor, y están los huertos
en la sazón estiva de sus frutos?
¿Viene el aire del día con sus densos
herrajes de chicharras, y las noches
pálidas con sus astros y luceros?
¿Florecen las hortensias en tu patio,
no se han regado aún los vericuetos
del alcorque que pueblan los rosales,
colmado el arriate, y el pequeño
pinsapo las ojivas reverdece
con su elevado afán hacia lo eterno?
¿Quedó saciada ya la sed cuadrada
de tu alberca, y el chorro lastimero
almacena caudales del arroyo
por regar los dorados limoneros,
las lunas del naranjo, los manzanos,
las gráciles ciruelas y cerezos?
¿Acaso está el bancal triste y marchito,
la casa en cal honrada con el hueco
terrible de tu falta y de tu ausencia,
esta vez para siempre y sin remedio?
¿Suena aún el arroyo en sus someras
aguas bajo la adelfa y bajo el tiemblo
verdiplata de sauces y choperas,
y la copiosa sombra de los fresnos?
¿Te has bañado en el claro contrapunto
de aguas puras y brisas y reflejos
del Charco de la Fuente?, ¿abre el aliso
los tenues tornasoles de sus vuelos?
¿No has visitado hoy la fértil tierra
De Monarda, o subido al alto sexmo
Del Estercal, que cubre la bermeja
tierra con sus chaparros soñolientos?
¿Sigue enhiesta la cumbre del Poyato,
y trepa a los azules el tremendo
Tajo que delimita el caos de sierras
Del Genal y sus verdes opulentos,
con el padre apacible Guadiaro
y las Sierras de Líbar y sus cerros?
¿Ves los breves jazmines de Salitre,
Del Opayar, Las Pilas y los Puertos?
¿No ves tendido al sol de las laderas
rojiblancas a Cortes, con sus predios
y parcos pegujales con olivos
de plata entre majanos y entre almendros?
¿Ha pasado ya el tren?, ¿suenan los silbos
y su galope en brillos y en hierro
por la Estación, dejando atrás las huertas
y los caces y azudes molineros?
¿No te asomas al alto acantilado
de Las Buitreras, vértigo y ensueño
de una sierpe que repta en los abismos,
sacra y oscura roca, como un templo?
¿Has traspasado acaso las alturas
de las recias Majadas y el Berrueco,
sumergiéndote en el mar de los quejigos
y del alcornocal pardo e inmenso?
¿No te has puesto al volante y has subido
hasta el viejo camino que el roquedo
de la cancha cobija hasta Atajate,
y hacia Jarastepar se eleva, y luego
baja hacia Ronda? Alta en su atalaya,
¿te acoge en su gentío mañanero
y en su trajín, que un puente colosal
salva en piedra tallada sobre el viento?
¿Has paseado las calles venerables
de los ricos palacios y conventos?
¿No has alzado la vista a los cipreses
y a las bizarras torres de los templos?
¿No has oído el bramido de los toros
sobre los nobles arcos y en el ruedo,
cuando baja la brisa de la encina
que vive encaramada en el roquedo,
y del aura violeta, añil y rosa,
tras la muerte y la sangre y el silencio?

***
Guillermo, amigo, pálidas montañas
son ahora tu hogar, y los veneros
y fuentes serán albos igualmente,
como el aire y las rocas , como el fuego.
Lo que dejaste aquí, aquí se queda
con el mismo color y el mismo aspecto.
Vendrá el otoño de oro y el estío
será pintado en verde por el céfiro,
por la lluvia tenaz, las densas nieblas,
el súbito relámpago y el trueno.
Tu alberca colmará en leve verdina
su fondo, y la hojarasca un lastimero
manto de podredumbre ha conformado;
fresca hierba un tapiz irá tejiendo
junto a la casa. El sol, dorados haces
filtrará entre los árboles someros,
y el arroyo que habita en la vaguada
sus aguas mostrará, breve y discreto.
Guillermo, amigo, el mundo quedará
como tú lo dejaste, y un jilguero
cantará en la mañana luminosa
que por levante viene, o por el cielo
dibujarán traviesas golondrinas
la sonrisa final de tu recuerdo.







De tu amigo, don Pablos. Benalauría, 17 de agosto de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario